¿Es el sexo casual una buena idea?, en este corto animado se presenta una situación de pareja frecuente, tras una discusión con su mujer un hombre encuentra la chance de tener sexo sin complicaciones con una chica que acaba de conocer.

Leer noticia completa

Categoría Hombre, Mujer, Relatos Eróticos, Sexualidad

0 comentarios



50 sombras de Grey, erotismo para mujeres
50 sombras de Grey, erotismo para mujeres. El último boom literario internacional es 50 sombras de Grey, un libro que se ha convertido en todo un fenómeno mundial por la historia que cuenta, y que ha conseguido revolucionar a medio mundo. Actualmente es considerado como el libro de bolsillo más rápido de venta de todos los tiempos.

De hecho, el primer libro de 50 sombras de Grey – es una historia estructurada en una trilogía – ya está preparándose para pasar a la gran pantalla, y los rumores aseguran que la estrella de Crepúsculo, Kristen Stewart hará el ingenuo papel de la estudiante universitaria Anastasia Steele. Angelina Jolie es posible que sea la directora.

Leer noticia completa

Categoría Noticias, Relatos Eróticos

1 comentario

Cine erótico: Lucía y el sexo. Si bien Lucía y el sexo está clasificada como una película dramática, no es menos cierto que el director de la misma, Julio Medem, usa el sexo explícito con libertad, buscando que el espectador tenga una visión más clara del pensamiento de la protagonista.

El argumento arranca con Lucía, interpretada por Paz Vega, una joven camarera de un restaurante de Madrid que busca la paz en la isla mediterránea de Formentera. Mientras se encuentra allí, Lucía recuerda lo vivido con su novio, Lorenzo (Tristán Ulloa), un escritor que, al parecer, ultima una novela similar a lo que está ocurriendo. Lorenzo desapareció una noche, tras seis años de convivencia con Lucía.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

0 comentarios

Literatura erótica: Historia de O. Enferma y postrada en una cama, Pauline Réage, seudónimo de Dominique Aury, escribió en 1954 “”Historia de O”, la novela que inauguró la literatura erótica femenina.

Réage, una tímida intelectual francesa, escribió esta obra como desafío hacia su amante, Jean Paulhan, quien le había manifestado que “las mujeres no pueden escribir novelas eróticas“.

Leer noticia completa

Categoría Historia, Relatos Eróticos

0 comentarios

El calor de sus manos me encendía de tal modo que no conseguía controlarme, el aliento húmedo sobre mi cuello y la suavidad de sus labios me transportaban más allá del bien y el mal. Lo deseaba con cada fibra de mi cuerpo, necesitaba sentir sus manos sobre mi carne, saborear su esencia y su sexo entre mis piernas. No me importaba nada más.

Sin preámbulos masajeaba su entrepierna y mi excitación aumentaba al mismo tiempo que el tamaño de su pene. Entonces mi boca comenzó el descenso; pasé de su boca al cuello y luego al vientre para culminar frente a su sexo.
Empecé besándole los testículos, succionándolos suavecito y envolviéndolos con mi lengua.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

1 comentario

Desde siempre viví en una casa por lo que el mudarme a un departamento me supuso un cambio bastante drástico al que me costó habituarme, sobre todo en cuanto al hecho de cuidar mi intimidad de las miradas ajenas.
Confieso que mucho no me importaba, con las ventanas abiertas y las luces prendidas solía pasearme desnuda por mi piso sin percatarme ni pensar que alguien podría estar espiándome y regodeándose con mis curvas. Fue hasta pasado un tiempo que lo descubrí.

Casi de casualidad y sin quererlo pillé una sonrisa que brillaba oculta en un pseudo anonimato y un par de ojos que me escudriñaban agazapados tras una cortina. Sabía muy bien quién era el mirón, porque en varias ocasiones me había llamado la atención cuando salía a fumar al balcón de su piso, que quedaba exactamente frente al mío. Era en verdad un chico atractivo, joven y con aspecto de universitario.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

3 comentarios

Estábamos tan cerca que podía sentir la temperatura de su aliento y el palpitar acelerado de su corazón. No podía creer que al fin estaba sucediendo, tanto tiempo de esperar, desear y fantasear con este momento.

Apoyé mi cabeza contra su hombro mientras cerraba los ojos aspirando profundo para guardar el recuerdo de su aroma en mi nariz. De repente sus finos y suaves labios se encontraron con los míos en un intenso beso. El corazón parecía salirse de mi pecho, la sangre corría a borbotones por mis venas y las pulsaciones aceleradas se convertían en pura pasión dentro de mi boca.

Apegada a su cuerpo me acercaba más y más mientras me dejaba poseer por sus manos que libraban batalla contra las ropas hasta lograr abrirse paso y quemarse con mi piel ardiente. Sus besos en el cuello y el tacto de esos dedos entre mis piernas me hacían estremecer y mi vulva se humedecía cada vez más empapándome las bragas. La humedad en mi sexo lo electrizaba y hurgaba en él cada vez con más esmero.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

1 comentario

–    ¿Y tú qué quieres? Me indagó con tono directo pero picarón.
–    Depende de lo que tengas para ofrecerme
le contesté dejando la puerta abierta a una indirecta… bien directa.
–    Todo lo que imaginas y mucho más…
fue su avasallante respuesta que dio por terminado el cachondeo y cedió lugar a la experiencia más caliente de mi vida.

Esa conversación truncada por la abrupta aparición del jefe fue el primer paso de todo lo que vendría después.
Rápida y disimuladamente quedamos en vernos esa misma noche, en el pub de costumbre para proseguir con lo que habíamos empezado.

Durante todo el día mi cabeza estuvo a mil, y mi vagina ardiendo de deseo. Hacía tiempo que habíamos empezado el jueguito del gato y el ratón, un histeriqueo que me calentaba y con el que fantaseaba cada vez que me masturbaba.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

0 comentarios

Adicta al sexo. Ese fue su diagnóstico y el sello que marcó mi vida para siempre. Yo sabía que algo no andaba bien, mis deseos iban más allá de toda lógica porque el hambre de placer jamás se satisfacía. Pero nunca creí que mis ganas, la devoción y la necesidad de hacer el amor fueran a tal punto de ser llamadas una adicción.

El especialista me explicaba que tenía un desorden controlable y que podría vivir mi vida con normalidad si tomaba la medicación que él me recetaba… mientras yo abstraída le miraba la entrepierna y pensaba en  follármelo, chupándosela de un extremo al otro y hasta el fondo….

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

0 comentarios

Era un domingo lluvioso y frio de esos días en los que salir a la calle da cobardía… para colmo de males estaba sola y aburrida en casa, sin nada que hacer ni nadie con quien hablar. Fue entonces que me prendí al ordenador para matar el rato las horas antes de ir a dormir.

Luego de chequear el correo, Facebook y chatear con los últimos contactos online me quede nuevamente sin saber qué hacer, por lo que no se me ocurrió mejor idea que ponerme a leer algunos relatos eróticos. Al poco rato de engullir palabras candentes cargadas de sensualidad mi vagina comenzó a cosquillearme, me estaba poniendo realmente caliente y tenía ganas de follar.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

3 comentarios

El era uno de esos amantes inolvidables; esos hombres que conocen hasta el más mínimo detalle del placer femenino y tienen la capacidad de explotarlo llevándolo al límite de la pasión. Hacía tiempo que lo nuestro había terminado y ambos teníamos vidas separadas, incluso no nos volvimos a ver; yo estaba casada y él por motivos de trabajo pasaba más tiempo en el exterior que en su hogar.

Pero a pesar de la distancia y los años no conseguía olvidarlo; su recuerdo permanecía dormido en mi memoria presto a despertar ante cualquier razón que lo motivase. Un aroma, un lugar, un perfume…. Hasta el más mínimo detalle lograba remontarme hacia sus brazos, a su sexo y a su piel.
Cada vez que él regresaba a mi mente  me encendía de inmediato y el fuego era tan intenso que apaciguarlo se convertía en una necesidad imperiosa. Me encerraba en el baño para conseguir un poco de intimidad entre esos recuerdos eróticos y mis manos que presurosas se encargaban de darme el placer que anhelaba.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

0 comentarios

Con María estábamos siempre juntas, en el colegio y fuera de él, a todos lados íbamos las dos… Lo compartíamos todo, también a los hombres…

Esa noche yo me sentía particularmente excitada y enloquecía por sobremanera mirarlos follar como animales. Disfrutaba viendo a María succionar ese sexo duro mientras me tocaba el clítoris hasta conseguir los mejores orgasmos; casi siempre dejaba que ella comience la acción para deleitarme observando por largo rato, pero aquélla vez no pude contenerme mucho tiempo y enseguida formé parte de la fiesta.

Ambas estábamos bastante ebrias, por lo que nos soltamos como nunca antes haciendo transpirar a José, el hombre de turno, del que se notaba que no podía creer el que semejantes hembras en celo pudiesen existir.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

1 comentario

Hacía años que no nos veíamos  y esa noche por un capricho retorcido del destino nos volvimos a encontrar. Yo no quería verlo, durante largo tiempo había procurado evitar este encuentro, porque sabía que si lo volvía a tener enfrente, el calor que llevaba dormido en mi interior despertaría con furia y seria imparable.

Pero mis intentos fueron inútiles. Ya estaba allí frente a mí sonriéndome con esa boca que tantas veces me había besado hasta alcanzar el clímax. Cómo olvidar sus manos recorriendo mi piel, su lengua enredándose con la mía y su sexo penetrando mi vulva mojada por su saliva… Al instante todas esas vivencias se me vinieron a la mente, el corazón comenzó palpitar como una turba de galopes y noté como el ávido flujo se colaba entre mis diminutas bragas.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

2 comentarios

Aún no nos conocíamos, nuestros contactos ser reducían a las conversaciones mediante el chat y alguna que otras video llamadas, las que no eran muy frecuentes porque siempre nos encontrábamos en horas laborales. Pero teníamos el absoluto conocimiento de nuestros seres gracias a las fotos… pasaba horas admirando sus facciones, su sonrisa y sus brillantes y profundos ojos negros en las imágenes que él me enviaba casi a diario.

Esa noche era el gran momento, al fin estaríamos frente a frente y podríamos develar el misterio; habíamos acordado aprovechar mi viaje a la capital para consumar el encuentro tanto tiempo postergado. De una vez por todas podría respirar su aliento, sentir su calor y saborear la miel de su boca.

La empresa me había alquilado un monoambiente a pocas cuadras del centro, un sitio pequeñito pero apacible, aunque en verdad poco interés le presté porque me encontraba más concernida en dilucidar que me pondría para la ansiada cita, quería estar hermosa. Dos horas antes del momento pactado comencé con la faena de encontrar el atuendo perfecto, luego me fui a dar un baño con aceites esenciales para perfumar mi piel y a la vez calmar los nervios.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

0 comentarios

El agua cálida me envolvía por completo pero no conseguía apaciguar los latidos acelerados de mi corazón. El contacto con su piel caliente me estremecía y el caprichoso deslizar de nuestros cuerpos húmedos -que se movían al ritmo del placer- me sumía en un trance erótico, un estado tan insondable que llegaba a rozar lo hipnótico.

Estaba en verdad perdida dentro de sus profundos ojos, abandonada a la suerte de su boca y sofocada por el fuego de su lengua.  Mis manos, palmo a palmo,  recorrían su anatomía mientras inspeccionaban como un ciego las curvas de su cuerpo para plasmar a fuego su forma en mi memoria.

Leer noticia completa

Categoría Relatos Eróticos

3 comentarios




Archives

 
Salud y Vida Sana

- Nutricion
- Femenino
- Cocina
- Bebes
- Celiacos
- Restaurantes en Madrid
- Deportes

Musica y Cine

- Toma Musica
- Peliculas
- Carteles de peliculas
- Musica
- Television
- Arte en España

Ocio

- Viajes
- Ocio
- Famosas Guapas
- Los Astros

Tecnologia e Internet

- Diario Que!
- Nuevas Tecnologias
- Iphone
- Android
- Todo Wow
- Consolas
- Messengermania
- Telefonos

Ecologia

- Ecologismo
- Jardineria
- Caza

Motor
- Motor
- Tuning